El POR y el PARA QUÉ del trabajo de COACHING ORGANIZACIONAL.

 

 

Estamos en un escenario cada vez más globalizado y competitivo que cambia a un ritmo vertiginoso, con acontecimientos y situaciones que nos exigen una respuesta de acción rápida y eficiente generando recursos nuevos para un eficaz abordaje.

 

En ocasiones para ir hacia delante  tienes que dar un salto en otra dirección…”

 

Hay que desarrollar un nuevo estilo de liderazgo más comprometido con las personas cuya esencia no está en el influir ni en el tener muchos seguidores, sino que está en servir, en el estar comprometido con el desarrollo y evolución de las personas.

 

Para estar al servicio de la evolución de las personas y organizaciones se tienen que desarrollar competencias que permitan averiguar qué obstáculos limitan la capacidad de acción para el logro de objetivos a nivel personal y en un equipo de trabajo. 

 

“La responsabilidad más importante de cualquiera que intente dirigir lo que sea, es gestionarse a sí mismo como persona” . De Hook.

 

 

Estamos hablando de las competencias coaching que dan coherencia interna entre lo que se dice y se hace. Cuando se construye un liderazgo cuya autoridad no la otorga ningún orden jerárquico, sino que es otorgada por otras personas. Se trata de fomentar el Autoliderazgo para adoptar una actitud ante la vida que vas más allá del rol profesional circunstancial a través de un proceso de desarrollo que va de dentro hacia afuera.​

Para definir estas competencias, hay que desarrollar ciertas responsabilidades como:

 

1.- Construir una visión compartida.

2.- Delegar poder y crear responsabilidad.

3.- Generar sinergias y trabajo en equipo.

4.- Comprometerse con el desarrollo de las personas.

5.- Facilitar la emocionalidad colectiva.

 

Desde el Coaching Organizacional se trabaja para que las organizaciones avancen  en este nuevo paradigma de liderazgo y ayudar en esa transformación que pone en valor al ser humano como su materia prima más preciada.

 

De manera paralela, en función de las necesidades y demandas específicas del cliente y desde un enfoque formativo, desarrollo Programas en los que trabajo desde la Inteligencia Psicológica Aplicada con herramientas para la mejora personal y profesional en diferentes áreas como el autoconocimiento, la empatía, el comunicación, la confianza y la calidad de las relaciones.

 

Para más información ponte en contacto con Mónica Rodríguez. >

 

El POR y el PARA QUÉ del trabajo de COACHING ORGANIZACIONAL.

 

 

Estamos en un escenario cada vez más globalizado y competitivo que cambia a un ritmo vertiginoso, con acontecimientos y situaciones que nos exigen una respuesta de acción rápida y eficiente generando recursos nuevos para un eficaz abordaje.

 

En ocasiones para ir hacia delante  tienes que dar un salto en otra dirección…”

 

Hay que desarrollar un nuevo estilo de liderazgo más comprometido con las personas cuya esencia no está en el influir ni en el tener muchos seguidores, sino que está en servir, en el estar comprometido con el desarrollo y evolución de las personas.

 

Para estar al servicio de la evolución de las personas y organizaciones se tienen que desarrollar competencias que permitan averiguar qué obstáculos limitan la capacidad de acción para el logro de objetivos a nivel personal y en un equipo de trabajo. 

 

“La responsabilidad más importante de cualquiera que intente dirigir lo que sea, es gestionarse a sí mismo como persona” . De Hook.

 

 

Estamos hablando de las competencias coaching que dan coherencia interna entre lo que se dice y se hace. Cuando se construye un liderazgo cuya autoridad no la otorga ningún orden jerárquico, sino que es otorgada por otras personas. Se trata de fomentar el Autoliderazgo para adoptar una actitud ante la vida que vas más allá del rol profesional circunstancial a través de un proceso de desarrollo que va de dentro hacia afuera.​

Para definir estas competencias, hay que desarrollar ciertas responsabilidades como:

 

1.- Construir una visión compartida.

2.- Delegar poder y crear responsabilidad.

3.- Generar sinergias y trabajo en equipo.

4.- Comprometerse con el desarrollo de las personas.

5.- Facilitar la emocionalidad colectiva.

 

Desde el Coaching Organizacional se trabaja para que las organizaciones avancen  en este nuevo paradigma de liderazgo y ayudar en esa transformación que pone en valor al ser humano como su materia prima más preciada.

 

De manera paralela, en función de las necesidades y demandas específicas del cliente y desde un enfoque formativo, desarrollo Programas en los que trabajo desde la Inteligencia Psicológica Aplicada con herramientas para la mejora personal y profesional en diferentes áreas como el autoconocimiento, la empatía, el comunicación, la confianza y la calidad de las relaciones.

 

Para más información ponte en contacto con Mónica Rodríguez. >

 

El POR y el PARA QUÉ del trabajo de COACHING ORGANIZACIONAL.

 

 

Estamos en un escenario cada vez más globalizado y competitivo que cambia a un ritmo vertiginoso, con acontecimientos y situaciones que nos exigen una respuesta de acción rápida y eficiente generando recursos nuevos para un eficaz abordaje.

 

En ocasiones para ir hacia delante  tienes que dar un salto en otra dirección…”

 

Hay que desarrollar un nuevo estilo de liderazgo más comprometido con las personas cuya esencia no está en el influir ni en el tener muchos seguidores, sino que está en servir, en el estar comprometido con el desarrollo y evolución de las personas.

 

Para estar al servicio de la evolución de las personas y organizaciones se tienen que desarrollar competencias que permitan averiguar qué obstáculos limitan la capacidad de acción para el logro de objetivos a nivel personal y en un equipo de trabajo. 

 

“La responsabilidad más importante de cualquiera que intente dirigir lo que sea, es gestionarse a sí mismo como persona” . De Hook.

 

 

Estamos hablando de las competencias coaching que dan coherencia interna entre lo que se dice y se hace. Cuando se construye un liderazgo cuya autoridad no la otorga ningún orden jerárquico, sino que es otorgada por otras personas. Se trata de fomentar el Autoliderazgo para adoptar una actitud ante la vida que vas más allá del rol profesional circunstancial a través de un proceso de desarrollo que va de dentro hacia afuera.​

Para definir estas competencias, hay que desarrollar ciertas responsabilidades como:

 

1.- Construir una visión compartida.

2.- Delegar poder y crear responsabilidad.

3.- Generar sinergias y trabajo en equipo.

4.- Comprometerse con el desarrollo de las personas.

5.- Facilitar la emocionalidad colectiva.

 

Desde el Coaching Organizacional se trabaja para que las organizaciones avancen  en este nuevo paradigma de liderazgo y ayudar en esa transformación que pone en valor al ser humano como su materia prima más preciada.

 

De manera paralela, en función de las necesidades y demandas específicas del cliente y desde un enfoque formativo, desarrollo Programas en los que trabajo desde la Inteligencia Psicológica Aplicada con herramientas para la mejora personal y profesional en diferentes áreas como el autoconocimiento, la empatía, el comunicación, la confianza y la calidad de las relaciones.

 

Para más información ponte en contacto con Mónica Rodríguez. >

 

El POR y el PARA QUÉ del trabajo de COACHING ORGANIZACIONAL.

 

 

Estamos en un escenario cada vez más globalizado y competitivo que cambia a un ritmo vertiginoso, con acontecimientos y situaciones que nos exigen una respuesta de acción rápida y eficiente generando recursos nuevos para un eficaz abordaje.

 

En ocasiones para ir hacia delante  tienes que dar un salto en otra dirección…”

 

Hay que desarrollar un nuevo estilo de liderazgo más comprometido con las personas cuya esencia no está en el influir ni en el tener muchos seguidores, sino que está en servir, en el estar comprometido con el desarrollo y evolución de las personas.

 

Para estar al servicio de la evolución de las personas y organizaciones se tienen que desarrollar competencias que permitan averiguar qué obstáculos limitan la capacidad de acción para el logro de objetivos a nivel personal y en un equipo de trabajo. 

 

“La responsabilidad más importante de cualquiera que intente dirigir lo que sea, es gestionarse a sí mismo como persona” . De Hook.

 

 

Estamos hablando de las competencias coaching que dan coherencia interna entre lo que se dice y se hace. Cuando se construye un liderazgo cuya autoridad no la otorga ningún orden jerárquico, sino que es otorgada por otras personas. Se trata de fomentar el Autoliderazgo para adoptar una actitud ante la vida que vas más allá del rol profesional circunstancial a través de un proceso de desarrollo que va de dentro hacia afuera.​

Para definir estas competencias, hay que desarrollar ciertas responsabilidades como:

 

1.- Construir una visión compartida.

2.- Delegar poder y crear responsabilidad.

3.- Generar sinergias y trabajo en equipo.

4.- Comprometerse con el desarrollo de las personas.

5.- Facilitar la emocionalidad colectiva.

 

Desde el Coaching Organizacional se trabaja para que las organizaciones avancen  en este nuevo paradigma de liderazgo y ayudar en esa transformación que pone en valor al ser humano como su materia prima más preciada.

 

De manera paralela, en función de las necesidades y demandas específicas del cliente y desde un enfoque formativo, desarrollo Programas en los que trabajo desde la Inteligencia Psicológica Aplicada con herramientas para la mejora personal y profesional en diferentes áreas como el autoconocimiento, la empatía, el comunicación, la confianza y la calidad de las relaciones.

 

Para más información ponte en contacto con Mónica Rodríguez. >