¿Dónde estás tú en este otoño?​

Si lo sé, es algo que sabemos y que nos han contado muchas veces de muy diversas maneras: ¿el vaso medio lleno o medio vacío?

¿Ves la parte positiva o negativa de las cosas?. Muchas veces la parte teórica  podemos tenerla clara y llenar el almacén de la biblioteca hasta arriba alimentando así a nuestro ego con todo lo que “creemos saber”.

Nuestro conocimiento va en aumento y eso hace que a veces no demos valor a los pequeños detalles.  

 

¿Cuántas veces aplicas en tu día a día lo que sabes desde la mente?. ¿Cómo transformar ese conocimiento en sabiduría a través de la experiencia vital?.

 

Empiezan a caerse las hojas de los árboles cómo esos días que se van estando en casa, observando cómo la mente se adelanta a hacerte sentir de nuevo un poco confinada. Parece que al igual que el otoño cambia de color sin apenas ser saboreado...volvemos a las sensaciones de esa primavera pasada que parecía que no llegaba.

 

 

Te invito a esta reflexión...

¿Cómo quieres vivir esta nueva estación?

 

Esta vez simplemente imagina una línea del tiempo por la que todos en algún momento caminamos por arriba o abajo, cambiando de lado en función de cómo respondemos ante las situaciones. Déjame que te recuerde lo que ya sabes…

 

Cuando estas por arriba… 

 

Actúas de manera curiosa, creativa, con la mente abierta, dispuesto a aprender de lo que está ocurriendo, al cambio y a lo nuevo. Ves cada situación compleja como una oportunidad para cuestionar tus creencias y buscas divertirte a través de la curiosidad que te genera. Te sientes alegre colaborando, escuchando, compartiendo con otras personas. Vives la vida como viene sin miedo al color de su vestido...VIVES.

 

Cuando caminas por debajo…

 

Estas con la actitud opuesta y te llenas de razones con valor absoluto para poder ser justificado.

Tu mensaje se encuentra instaurado en la queja y en la amenaza continua a tu seguridad, a tu control … buscando siempre argumentos negativos que justifiquen tu mala situación o tu falta de acción dejando la responsabilidad ante el cambio en un lugar al que crees que no estar invitado.

Estás más ocupado en cómo sobrevivir a la vida que llega sin avisar sacándote de la cama en pijama.

 

Es importante recordar que hay una tendencia natural de nuestro cerebro para percibir amenazas, que cuando esto ocurre, nos lleva a situarnos debajo de la línea. Es una reacción programada que nos prepara para la acción y la supervivencia ante las amenazas reales.

 

De alguna manera, reaccionamos de manera similar cuando nos sentimos atacados en nuestra parcela personal. Una reacción irracional que justifica que muchas veces tendemos a ver las situaciones de manera negativa y desafiantes como estrategias ante el miedo y la incertidumbre. 

 

Como te decía, desempolvamos el libro de la teoría de la biblioteca y a pesar de las tendencias innatas o naturales…

 

 

¿Dónde eliges posicionarte este otoño?

 

 

Caminando por debajo de la línea escondido debajo de las hojas hasta que el otoño termine. O...

 

 

¿Saltas por arriba de la línea para abrirte a un nuevo escenario, incierto sí, pero que invita a bailar por encima de las hojas?.

 

 

ALWAYS REMEMBER THIS WAY IS…

UP TO YOU!!!