Muévete con Intención.​

Quiero empezar este post siendo capaz de atraer tu atención hacia ti para que conectes con la intención con la que vives tu día porque de esto va el poder que tiene la Intención. De qué manera diriges tu vida en cada interacción… Que hay detrás de cada elección que haces por pequeña que sea… todo ello determina el poder que tienes de decidir sobre ti mismo.

 

¿Porque se trata de esto no?

 

 

De decidir de manera consciente que quieres cultivar en tu vida. 

 

También puedes elegir pasar por esta maravillosa experiencia de estar vivo sin ninguna intención definida y no es un juicio de valor, cada elección es válida si eres tú quien elige… todas son igualmente lícitas. Sólo depende de cuan inquieta sea tu alma y las ganas que tengas de descubrir diferentes versiones de ti mismo, en qué medida quieres vivirlas o cuánto quieres experimentar yendo al límite con ellas.

Porque la intención varía según vas avanzando por la vida y cada momento se convierte en una lección de la que aprendes sobre ti mismo y de tus recursos personales.

 

El Power, si te conecta más la palabra, se enciende cuando defines con claridad el inicio del cambio que quieres hacer y comienzas dando el primer paso en esa dirección.

 

En este momento, permítete soñar lo que quieras... Proyecta elevado, lo más elevado que alcance tu mente… 

 

Imagina quién serías tú consiguiendo o estando cerca de aquello que deseas con tanta fuerza … aquello que te resuena tan intensamente en tu interior…y recárgate de la fuerza que genera esa visión de ti mismo.

 

Siembra un impulso de conciencia dentro de ti… y séllala.

 

 

Cuando conectamos con este poder interior de la intención, podemos empezar a tomar las riendas de nuestra vida y dejar de vivir instalados en la queja de lo que me ocurre o de la vida tan maravillosa que tienen los demás. Comienzas a poner el foco de atención en ti, en tus pensamientos, en tus emociones y a actuar en la misma dirección.

 

Para… respira profundo…  lleva tu mente a un estado de calma  y permítete un tiempo sin prisas para definir con claridad la intención del cambio que quieres hacer.

 

Una vez la tengas definida y estés conectado con ella, puedes practicar haciendo pequeños cambios en las rutinas diarias que sean coherentes con esa intención que has sellado en tu interior. Es un buen comienzo…

 

Si el propósito definido abarca un movimiento más amplio y sientes que necesitas un soporte, también puedes trabajar en un proceso de cambio de manera más intensa y profunda con un acompañamiento personalizado durante el tiempo que necesites para su consecución o aproximación.

 

 

Pequeño o grande… sólo o acompañado… ahora o más adelante… pero muévete!

 

 

Si lo tienes claro y quieres, yo te acompaño. Y si no lo tienes, déjame que te ayude a clarificar y luego tu decides. Para lo que ocurra, puedes conectar conmigo en contacto@monicarodriguez.me

 

A la vista de los acontecimientos,  la vida nos está retando al cambio de manera ya casi continua y adelantarnos a las invitaciones forzosas puede ser en muchos casos una ventaja diferenciadora.

 

Trabaja en ello… trabaja PARA TI… dedícate tiempo para saber qué quieres y ve a por ello. 

 

El tiempo ya no es un recurso, lo valioso es lo que haces con él y el poder de cada elección que viene definido previamente por la intención sellada en tu interior.

 

 

Nos vemos pronto!

 

Mónica