Pareja en cuARentena​

CuARentena es un periodo de 40 días que se debe esperar para que una persona pueda volver a tener contacto directo con otros seres humanos una vez recuperada de una enfermedad infecciosa, alguien que haya estado expuesto o corra el riesgo de contagio del virus y pueda transmitirlo. Y la cuARentena por el coronavirus también puede ser una oportunidad inesperada de parar el ritmo frenético que como sociedad llevamos  y dedicarlo a todas esas cosas que nunca hacemos porque “no tenemos tiempo”.

Minimizando la energía en el exterior pasamos a enfocarnos donde seguramente no estaba puesta con tanta intensidad. Ahora que la circunstancia nos obliga a estar en casa 24h durante 40 días, es una oportunidad para ver qué está pasando de puertas de casa hacia adentro...siempre que tu elección sea aprovechar la coyuntura.

 

Es interesante observar a que se destina el tiempo ahora...

 

¿Dónde estás poniendo el foco?. El dia es largo y la mente inquieta así que observar en qué momento del día está más activa o más calmada puede ser un buen criterio para ordenar las actividades y favorecer su desarrollo.

 

¿ Tienes alguna intención claramente definida para que este tiempo en casa pueda ser revelador para ti?. Puede ser un buen momento para definir qué quieres llevarte contigo cuando este parón termine.

 

¿Cómo está siendo estar 24h con tu pareja? Paradójicamente, la persona con la que se vive suele ser con la que menos se comparte de manera profunda debido a la carga laboral y familiar que atendemos con regularidad. Pasar a vivir juntos esta cuARentena puede ser una oportunidad muy reveladora que muestre el tipo de relación que se ha construido con el tiempo.

Si por ambas partes la intención está clara y con una atención plena consciente, se puede observar qué hábitos o patrones claramente automatizados dominan de manera holística la relación.

 

Cuando se presenten los momentos tensos o de confrontación será el momento de retirarse en soledad para observar que parte de ti está siendo reflejada  por el otro que no estás abrazando y poder tomar conciencia de aquello que pide ser cambiado para seguir avanzando en la relación. Nos cuesta aceptar que está en nosotros y no en el otro el principio del cambio y hace falta generar humildad para asumir la responsabilidad de los actos que generan circunstancias complejas.

No olvides en estos momentos apoyarte en la respiración antes de perder el control o entrar en contracción, recuerda inspirar largo y profundo y retenerTE ahí unos segundos para poder dar tiempo a que la tensión baje y llevar las riendas de la situación. La respiración es un anclaje muy poderoso para estar en ti y desarrollar la atención plena momento a momento.

Es un proceso retador, porque las dinámicas establecidas en una relación están muy ancladas pero pasar por alto lo que va a mostrarse claramente en estos días es una ocasión de cambio que merece la pena aceptar.

 

Así que la cuarentena en pareja puede ser el espejo al que mirarse para cambiar en uno mismo aquello que puedes mejorar con el otro y provocar cambios hacia un tipo de relaciones más conscientes y enfocadas hacia una mayor mejora común.

 

Es un momento de cambio para todos como sociedad ....

vamos juntos a por ello...