¿Entrenas paras SurfeAR las olas de la Vida?

Cuando la vida aprieta y sentimos la presión es cuando tiramos de recursos. En ese momento podemos ser conscientes de nuestras aptitudes y capacidades para afrontar los giros que la Vida da sobre sí misma… con nosotros en ella.

 

Quizás hasta entonces no paramos a saber con qué nivel de Resistencia o Resiliencia contamos. Podría ser una ventaja competitiva, para adelantarnos a las circunstancias, entrenarla antes de que necesites de ella y así ser capaz de surfeAR las olas de la Vida siendo tú quien maneja la tabla, qué opinas?. Empezamos contigo…

 

Mucho se ha investigado sobre la Resiliencia, esa capacidad del ser humano de afrontar las adversidades y conseguir adaptarse a ellas, llegando a conclusiones como que el nivel de resiliencia de una persona, más que su educación o experiencia, es lo que determina que triunfe o fracase en la vida.

 

Por suerte como el resto de capacidades, se puede aprender a ser 

Resiliente.

 

 

¿Quién no quiere entrenAR y aumentAR su nivel de resiliencia para superar un reto antes de que aparezca?.

 

 

¿Eres de los que sobreviven a los retos o de los que los viven? Seguimos contigo…

 

Entre muchas de las capacidades, tener ésta a buen nivel es como tener un Salvoconducto que te permite viajar libremente y mirar la realidad a la cara para actuar de manera eficiente.

 

Puede que el sentido común ayude a tener un buen nivel de resiliencia pero a veces lo común deja de tener sentido a la vista de los acontecimientos. 

 

Más importante es cómo afrontas la realidad presente… cuál es tu capacidad de análisis realista de la situación y qué actitudes y emociones te acompañan. A veces afrontarla con todas sus consecuencias de un sólo bocado puede ser extenuante y ser capaz de dividirla en partes para ver diferentes niveles de importancia puede hacer que la digestión sea un poco mas ligera.

 

Tras un análisis obstinadamente realista de la situación, a veces nos encontramos con la necesidad de buscar sentido y profundizar en lo que está ocurriendo.

 

 

¿Qué puedes aprender ante determinadas situaciones?... ¿Qué te muestra de ti tu manera de afrontar la realidad que vives?.

 

 

Esta capacidad de observación profunda de la realidad te permite darle un sentido propio y enfocarla hacia el futuro, de manera que puedas vivir la dureza del momento de forma más suave. Ese espacio personal y profundo donde sólo tu accedes para decidir que valor e importancia le das a lo que vives, es la clave para decidir cómo quieres vivir todo lo que rodea. 

 

 

“Lo que sucede, es lo que ES.

lo que hacemos con ello, es lo que SOMOS.”Proverbio Zen.

 

 

No puedes cambiar la realidad pero sí puedes cambiar la manera que tienes de  relacionarte con ella. Es nuestra libertad última y siempre está ahí dispuesta a ser la protagonista. (El hombre en busca de sentido, Viktor E. Frankl).

 

De nuevo volvemos a ti…¿Desde dónde das sentido a lo que te rodea?. 

 

Cada uno se mantiene firme en condiciones de cambio y de gran estrés sobre su Sistema de Valores, una referencia intrínseca que puede evolucionar, cambiar muy poco en el tiempo y que sirve de estructura para aguantar los momentos difíciles… es nuestro andamiaje y el motor de nuestras acciones 

 

Y ya sólo nos queda agudizar el ingenio…  saliendo de nuevo de la caja… pensar de manera diferente, ser capaces de poder mirar de otro modo y construir así soluciones nuevas. Esto marcará la diferencia para ver posibilidades donde otros ven problemas.

 

 

Esta es la naturaleza de la Resiliencia y su gran misterio…

 

 

Como seguir resistiendo las olas… seguir controlando el oleaje aunque a veces nos sacuda… aprender a surfeAR encima de ellas…sin que nos atrapen…tomándolas para disfrutar y seguir creciendo.