En una vida anterior a esta, la búsqueda interior y la meditación formaron parte de mi otro yo,

 

de una alma gemela perteneciente a otra dimensión que me hubiera transmitido su ADN y enamorado de la estima y conexión que siento con la tierra.

 

Porque a partir de ello gira la personalidad que me identifica y que intento transmitir.

 

Apasionada de la psicología del ser humano, de cómo funciona su mente, de cómo se generan sus emociones o cómo se nutre su alma, he recorrido un camino de auto indagación personal y de curiosidad por todo aquello que nos rodea. 

¿En qué anda enredada tu mente… ?​

¿Entrenas para ganar una carrera un domingo de calendario o para estar en forma cada día?. ¿Comes sano para ponerte el bikini en vacaciones o para tener salud más allá de este verano?.¿Eres de los que buscan metas a corto plazo con un objetivo finito o de los que proyectas a largo plazo renovando de manera casi continua las reglas del juego para mantenerte jugando en la partida?.Pequeño ejemplos que muestran con claridad en qué tipo de juego anda tu mente.  Utilizo estas metáforas para llevarte al juego en el que todos jugamos… El juego infinito de la vida. Un juego cuyo fin es incierto y dentro del cual cada uno puedo elegir cómo quiere jugar y cambiar la forma de hacerlo en cualquier momento. Podemos jugar con una mentalidad infinita y contribuir haciendo algo más allá de nuestro propio interés o jugar enfocados en alimentar sólo nuestra propia historia particular. De una forma u otra es un juego que nos da la oportunidad de descubrir la verdadera esencia de nosotros mismos en cada partida en la que somos retados.  Con la mente enfocada en tu propio beneficio y en alimentar a tu ego, las partidas te irán sacando del tablero en cuestión de tiempo. Ampliando el beneficio más allá de ti mismo puede que pierdas una partida pero seguirás manteniéndote en el juego.Aprende a reconocer en qué juego anda enredada tu mente y tendrás ventajas frente al resultado final y sus consecuencias. Para observar el juego que te ocupa es necesario posicionarse como un observador externo de la mente y observar su juego. Para ello cultiva cada día un espacio de silencio y quietud interna donde puedas parar y observar qué dice y analiza él para qué de todo ello. A medida que vayas cultivando esa quietud interior, irá aumentado en ti el poder de decidir sobre lo que observas y llevarás las riendas de la partida modificando las reglas finitas por unas más amplias de modo que tus para que serán menos personales y más globales, enriqueciéndose así las consecuencias de tus decisiones. Cuando en un proceso de coaching empezamos analizando el objetivo que se quiere conseguir, vamos desmenuzando las ideas hasta llegar a la esencia del mismo, los valores que lo impulsan, para conocer qué repercusión podrá tener su consecución o aproximación. Puede que alimente tu ego de manera finita o puede que alimente tu alma de un modo infinito. Objetivos diferentes… mentalidad de juego finita o infinita…  Y en ti, la capacidad de elegir lo que quieres y la responsabilidad de asumir las consecuencias de ello.  Como parte del juego de la vida a veces llegan jugadores que no estaban al inicio de la partida y arrasan, provocando situaciones inesperadas que nos obligan a parar y esta vez, a entrar en un proceso de fases. Pasado el tiempo de sorpresa, adaptación e integración de los últimos meses…  ¿Quieres seguir prolongando este stop o quieres empezar a rediseñar con qué mentalidad seguir jugando? Creo y siento que lo que hemos vivido con esta pandemia nos ha ofrecido una gran oportunidad para relacionarnos de otra manera con nosotros mismos. Quizás quieras volver al ritmo acelerado de antes o quizás quieras seguir cultivando el poder que aporta la quietud interior para observar tu mente, sus juegos y ser consciente de a dónde te llevan.  Ojalá este cambio de ritmo global haya cambiado las reglas del juego de manera infinita de alguna manera, para que podamos crear entre todos una sociedad más amable y respetuosa consigo misma y con su entorno, y que ello alimente el poder disfrutar de este juego que es la vida con más ilusión, con un mayor sentido de pertenencia que nos incluya a todos y con la sensación de que cada día que se vive es una partida que se gana en el interior de cada uno. ​

Entre nosotros​

Me gustaría proponerte algo… pero antes quisiera contarte que todo empezó cantando una canción sin saber que tendría tanto sentido... Al inicio del confinamiento no dejaba de tararear la canción de Pau Donés: “Primavera que no llega…...Primavera que no llega…” Y resulta que en pleno estallido de la vida como lo es ésta estación, nos hemos visto todos forzosamente inscritos en un retiro con nosotros mismos y en casa. Lo interesante de la situación es que nos ha posicionado a todos en el mismo lugar sin diferencias de ningún tipo y la primavera se ha convertido en una estación de soledad con nosotros mismos.  “Primavera que no llega…. Si la soledad es una invitación a estar contigo mismo, el silencio es el estado que te permite escuchar lo que ocurre en tu interior y acceder al poder de la quietud cuando la mente deja de ser tan ruidosa. Y es en esa quietud de tu mente donde puedes oír lo que el silencio dice… lo que habla de ti y para ti.  Desde ese estado de silencio profundo surge la presencia que eres. Conectar con ella es ser tu verdadera naturaleza más allá de toda la historia que llevas contándote desde el dia que empezaste a hablar y descubriste el pronombre de la primera persona del singular: yo, mi, me, conmigo... Siempre tan inmersos en las prisas y en el hacer que hemos perdido la capacidad natural que traemos de serie de escucharnos a nosotros mismos. Podríamos decir lo mismo de la escucha hacia los demás, esa escucha activa tan necesaria para poder escuchar de verdad al otro.En las conversaciones por norma anteponemos nuestros intereses y como no, nuestras opiniones, juicios y comparaciones siempre tan odiosas sin pararnos a escuchar desde un espacio neutral y completamente abiertos a recibir lo que la otra persona nos está compartiendo… así somos la mayor parte del tiempo.  Irremediablemente, como esta Primavera del 2020 que ya pasa y que estamos viviendo retirados en casa, tanto la presencia como la escucha activa hacia nosotros mismos surgen de un estado de calma interna cuando nos focalizamos en lo que está ocurriendo en el momento presente. Y es que esta primavera en casa nos ha regalado la oportunidad de parar…Quizás luego echemos de menos este ritmo tan pausado que ha relegado a la prisa al último puesto y este cambio en la actividad mental que ya no se alimenta tanto de deseos innecesarios. Antes de volver a salir al mercado o si ya estás saliendo porque vives en un lugar que ha cambiado de fase, antes de que todo el ruido vuelva a inundar tu mente y empieces a tomar conciencia de lo que esta Primavera a supuesto para ti… recordarte que no es lo que hay afuera sino lo que hay adentro lo que realmente importa. ¿Mi propuesta para ti?  Aprovecha el final de este retiro para entrar en el silencio de manera sencilla, conecta con tu presencia, escucha ese diálogo interno que quiere ser escuchado y relaja la mirada crítica que sostienes a diario. Escucha activamente y acoge de manera cálida lo que venga para poder llegar a lo esencial del mensaje... Recibe las preguntas que afloren, dales un espacio, un tiempo de vida y escríbelas para sellarlas y anclarlas en ti... Y si quieres compartirlas…  Esta vez eres tú quien hace las preguntas. Ahora que la vida está en suspenso… es un buen momento para dejar que lo ilusorio deje paso a lo esencial.  ​

...
...

En una vida anterior a esta, la búsqueda interior y la meditación formaron parte de mi otro yo,

 

de una alma gemela perteneciente a otra dimensión que me hubiera transmitido su ADN y enamorado de la estima y conexión que siento con la tierra.

 

Porque a partir de ello gira la personalidad que me identifica y que intento transmitir.

 

Apasionada de la psicología del ser humano, de cómo funciona su mente, de cómo se generan sus emociones o cómo se nutre su alma, he recorrido un camino de auto indagación personal y de curiosidad por todo aquello que nos rodea.

 

 

En una vida anterior a esta, el budismo y la meditación formaron parte de mi otro yo.

 

De un alma gemela perteneciente a otra dimensión que me hubiera transmitido su ADN y enamorado de la estima y conexión que siento con la tierra.

 

Porque a partir de ello gira la personalidad que me identifica y que intento transmitir.

 

Apasionada de la psicología del ser humano, de cómo funciona su mente, de cómo se generan sus emociones o cómo se nutre su alma, me llevó al camino de las Ciencias en la facultad y a indagar en todo aquello que lo rodea.

 

Dirección, Foco, Acción y Cambio. 

 

Si quieres conocer sobre coaching hay muchos libros para leer...si quieres saber la verdadera esencia del coaching te invito a que lo hagas a través de la experiencia. 

 

En ocasiones hay cambios que no se pueden quedar atrás...

 

Quiero acompañarte en ese proceso de cambio y hacerlo real…

 

Comenzamos?

Dirección, Foco, Acción y Cambio. 

 

Si quieres conocer sobre coaching hay muchos libros para leer...si quieres saber la verdadera esencia del coaching te invito a que lo hagas a través de la experiencia. 

 

En ocasiones hay cambios que no se pueden quedar atrás...

 

Quiero acompañarte en ese proceso de cambio y hacerlo real…

 

Comenzamos?

Dirección, Foco, Acción y Cambio. 

 

Si quieres conocer sobre coaching hay muchos libros para leer...si quieres saber la verdadera esencia del coaching te invito a que lo hagas a través de la experiencia. 

 

En ocasiones hay cambios que no se pueden quedar atrás...

 

Quiero acompañarte en ese proceso de cambio y hacerlo real…

 

Comenzamos?

En una vida anterior a esta, el budismo y la meditación formaron parte de mi otro yo.

 

De un alma gemela perteneciente a otra dimensión que me hubiera transmitido su ADN y enamorado de la estima y conexión que siento con la tierra.

 

Porque a partir de ello gira la personalidad que me identifica y que intento transmitir.

 

Apasionada de la psicología del ser humano, de cómo funciona su mente, de cómo se generan sus emociones o cómo se nutre su alma, me llevó al camino de las Ciencias en la facultad y a indagar en todo aquello que lo rodea.

 

Dirección, Foco, Acción y Cambio. 

 

Si quieres conocer sobre coaching hay muchos libros para leer...si quieres saber la verdadera esencia del coaching te invito a que lo hagas a través de la experiencia. 

 

En ocasiones hay cambios que no se pueden quedar atrás...

 

Quiero acompañarte en ese proceso de cambio y hacerlo real…

 

Comenzamos?